Elaboración del Aceite

Cada año comienza una nueva campaña de aceitunas que se da entre mediados de diciembre y finales de enero.

Las aceitunas se recogen en la comarca de Fuensalida y pueblos cercanos, siendo la variedad cornicabra la dominante en la zona. Nuestras aceitunas vienen de olivas centenarias, teniendo un proceso de producción desde la recogida hasta la obtención del aceite de 24 horas, es decir, que la aceituna recogida y llevada en la tarde de cualquier día está molturada a las 8 de la mañana del día siguiente.

Al ser olivas centenarias, la producción de estos olivos no es grande, pero si de una gran calidad en los aceites que producimos. Hacemos en la entrada de aceitunas una separación que vienen del vuelo con las del suelo, separando en las tolvas de recepción dichas aceitunas

Nuestra molturación de aceitunas no se hace nunca a más de 30ºC, obteniendo así unos aceites con valores organolépticos de virgen extra, seguidamente pasan a nuestra bodega totalmente en acero inoxidable en la cual hacen una decantación natural.

Nuestro quipo realiza una cata previa antes de envasar el aceite y realiza un coupage de los distintos depósitos con el cual se envasa nuestra marca Lorieta.